Como cada año por estas fechas y desde el año 2000, el Pantone Color Institute nos dicta cuál será el color en tendencia del año que entra.
No cabe duda de que el color es cada vez más importante, no sólo en el mundo de la moda, belleza o decoración, y es que las personas muestran una auténtica fascinación e, incluso, confieren al color una capacidad de trasladar mensajes o que tienen significado propio.

Para este 2018, el color elegido es el PANTONE 18-3838 Ultra Violet, un tono provocador y reflexivo.
Se trata de un tono púrpura de base azul que eleva el listón de nuestro potencial y nuestra percepción.
Según el Pantone Color Institute, Ultra Violet está inspirado en los misterios del cosmos, la intriga de lo que nos depara el futuro y todo aquello que está por llegar.
Habitualmente, se asocia este color a la relajación y meditación y, al elegirlo como color del año, podemos decir que el mundo actual lo que necesita es algo de paz.

Marni, Balenciaga y Gucci luciendo el Ultra Violet sobre la pasarela.

Sobre las pasarelas, hemos visto este color en Marni, Gucci, Burberry, Versace o Loewe, entre otros y en belleza, es uno de los tonos que más de moda está para los labios e, incluso, para teñir el cabello. Es un color vinculado desde siempre a la originalidad y el ingenio y, por ello, han sido numerosos los artistas, como Prince (Purple Rain, 1984) o Jimi Hendrix (Purple Haze, 1967) los que le han llevado los tonos púrpuras a formar parte del universo musical.

Si ya te has “enamorado” de este maravilloso color que es vibrante y misterioso a partes iguales, solo te queda saber cómo combinarlo.
En moda, queda perfecto combinado con tonos amarillos, naranjas o verdes si buscamos un gran contraste, o con rosados y malvas si buscamos algo más relajado.

En decoración, Ultra Violet es un tono perfecto para dar “pequeños toques” como una pared pintada de este tono o en textiles. Imagina un salón en tonos grises y  que, gracias a un sillón en este color, rompe esa neutralidad.
Y si nos adentramos en el mundo del maquillaje, ocurriría lo mismo, un maquillaje de ojos simple, apenas un eyeliner con unos buenos labios en un tono púrpura. O si buscamos llamar la atención, porqué no probar con un ahumado en tonos violetas con unos labios rojos, pura provocación.
Veremos si, en la vida real, este color termina conquistando y llenando escaparates y tiendas.

Por: Laura Montero

(Imágenes: vanidad.es, pinterest.com)