Si eres de las que se va de rebajas y acaba mirando las prendas de nueva temporada, es que te gusta ir a la última y este artículo te interesa. Es verdad que es difícil predecir cuál de las muchas novedades serán las que realmente peguen fuerte durante este año y terminen formando parte de las tendencias 2018, pero aquí os dejo nuestra apuesta personal.

TOPS ENCIMA DE CAMISAS
Llevamos un tiempo viendo superposiciones de tops y vestidos lenceros encima de camisetas, por lo que esta tendencia puede calar fácilmente. Es una muy buena forma de seguir enseñando los tops a lo largo de todo año sin morirnos de frío en el intento.
Otra gran ventaja de esta tendencia es que no necesitamos salir a comprarnos nada, simplemente combinando las prendas que tenemos en casa podemos conseguir un look a la última y dar rienda suelta a nuestra imaginación. Así, seguramente, no nos encontremos dos combinaciones iguales y seremos nosotras mismas las que podamos crear tendencia.

CUADROS
Si habéis ido de compras últimamente habréis notado que este estampado predomina con diferencia. A pesar de que un look de cuadros ha estado siempre asociado a un estilo clásico y formal, la gran variedad con las que contamos ahora nos permite jugar mucho más con estas prendas. Por ejemplo, combinando diferentes prendas de cuadros de colores similares pero sin ser exactamente iguales, o incluso mezclándolos con otros estampados, también dentro de los mismos tonos.

BOLSOS TRIANGULARES
Vamos a encontrar novedades en los accesorios. Los bolsos serán de mano, con el asa metálica y formas muy extravagantes. Posiblemente el bolso en forma triangular sea el que más va a predominar, ya que los estamos viendo mucho en alta costura y es cuestión de tiempo el que empecemos a verlos en los escaparates.

ROJO CON MORADO / ROSA CON AMARILLO
A partir de la primavera empieza a llegar el color a las tiendas y cada vez existen menos tabúes respecto a sus combinaciones. Empezamos con el rosa combinado con rojo, luego el negro con el azul marino, y ahora llegan el rojo con el morado y el rosa con el amarillo.
La clave para no fallar en la combinación de estos colores es mantener la intensidad de color.
Esto quiere decir que si el rojo es vivo y fuerte, tendremos que escoger una prenda morada muy fuerte también, no una lila, y viceversa.
Nuestra combinación preferida para el verano será, sin duda, una prenda rosa pastel conjuntada con otra amarilla clarita.

¿Con cuál te animas?

Por: Eva de la Sen (@natural_eva)
YTB: natural_eva

 

(Imágenes: pinterest.com, divinity.es)