Día de sol, smoothie en mano, unos culottes negros con botones dorados y un top a rayas……¿Necesitas algo más? No creo que sea muy difícil inspirarse de esta manera, sobre todo ahora que se acerca el calorcito y muchas lo estamos deseando.

Desde luego, es un hecho que este es uno de los looks más repetidos en los últimos siglos. Es uno de esos que llamaríamos “must”, que nunca estarán pasados de moda. Pero seguramente, muchas de nosotras ni nos hemos parado a pensar de dónde viene la tendencia de las camisetas de rayas. Es curioso como a veces damos por sentado cosas que en realidad no sabemos.

¿Qué es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando se trata de las rayas? ¡Los marineros!

Pues, así es, los primeros en lucir jerseys con estos estampados fueron los marineros franceses del siglo XVIII. Pero para nada lo utilizaban como mera herramienta estética sino para que fueran distinguidos más fácilmente si caían al mar mientras realizaban maniobras a bordo.

A partir de aquí, surgió un boom en esta tendencia. En el siglo XIX ya eran muchos los diseñadores que comenzaron a añadirlo en sus colecciones. Ya fueran con pañuelos anudados al cuello, combinándolos con botones en oro, con plata, sombreros de paja y sandalias de todo tipo.brigitte bardot

Pero, sin embargo, la que introdujo por primera vez esta moda en las mujeres fue Coco Chanel. Ella siempre apostando fuerte y arriesgando como la que más.

Esto, obviamente, no pasó desapercibido para los celebrities de esa época. Personajes tan sumamente admirados y conocidos como Brigitte Bardot y Pablo Picasso no dudaron en añadir a su armario algo de rayas. Como podemos ver, esta moda no era exclusiva de chicas o de las divas del momento, sino que los hombres y los artistas también se apuntaron a ella.

Es irónico, como algo que nació inventado para unos marineros sin más, se ha convertido en un básico de nuestros armarios en cualquier época del año y junto con los jeans, son de las prendas más unisex que existen.

Ahora bien, no se puede hablar de estampado de rayas y no mencionar a los maravillosos perfumes de Jean Paul Gautier. Su famoso “Le Male” imitando a un torso de hombre es más que un hito ya. Se basó en su colección de 1978 para hacerlos, refiriéndose todo al mismo tema, las rayas.

Si después de toda esta historia no os he convencido para que luzcáis algunas de estas prendas, ¡no se me ocurre nada más! Y recuerden, ya sea en invierno o primavera, la vida sabe mejor “a rayas”.

Por: Mariola Ocaña

(Imágenes: Pinterest)