Meditar está definido con pensar atentamente sobre algo. Sin embargo, a la hora de practicar meditación en Yoga casi todos tenemos en mente que lo que hay que hacer es dejar la mente en blanco.

Entonces, ¿qué es lo que significa meditar? Está claro que esta práctica tiene un carácter muy personal, y no será igual jamás para dos personas. Cada uno ha de darle la interpretación que quiera y, desde luego, para cada persona supondrá un fin diferente.

Una vez hecha alguna práctica lo relacionamos más fácilmente con lo que es, encontrar calma, paz, tranquilidad, conectar con nuestro interior, conocernos un poco más…

Y, ¿Cuándo meditamos? Pues cuando nos apetezca. Cuando el cuerpo nos lo pida. Lo más probable es que sea cuando estemos completamente tranquilos, a sabiendas de que nada ni nadie nos va a interrumpir. A medida que vayamos avanzando en la práctica el propio cuerpo nos lo pide, igual que sucede con otros ejercicios. También es normal que nos apetezca más hacerlo cuando estemos en algún lugar que nos transmita precisamente esa calma o esa paz interior. Como si el mismo sitio nos invitase a sentarnos y cerrar los ojos.

Processed with VSCO with hb2 preset

Processed with VSCO with hb2 preset

Por supuesto, existen recomendaciones de gurús o profesores, personas que llevan años practicando, acerca de cuándo hacerlo. Un ejemplo, son las prácticas de meditación al amanecer. Cuando el cuerpo todavía está demasiado entumecido para hacer una práctica moviéndose demasiado. O al anochecer, justo antes de irnos a dormir, para conseguir calmar el cuerpo y la mente de todo lo vivido durante el día y conseguir tener un sueño mejor. En los días de luna llena también se recomienda hacer prácticas de meditación. ¿Por qué? por la gran influencia del astro sobre nosotros, podemos ser más propensos a lesionarnos si practicamos asanas, corremos, etc. Meditando en estos días, conseguimos seguir siendo constantes en nuestra práctica y además no correr el riesgo de padecer alguna lesión indeseada.

¿Cómo lo hacemos y que necesitamos para meditar? No necesitamos nada más que nosotros mismos y nuestra respiración. Como cualquier tipo de ejercicio es muy importante ir controlando la respiración para hacerlo. Es un gran aliado para conseguir relajarnos.

Si nos gusta podemos experimentar también con olores o sonidos que nos ayuden a relajarnos más.

Con respecto a cómo hacerlo: simplemente adoptamos una postura cómoda, manteniendo la espalda recta, cerramos los ojos y respiramos. Para poder empezar con estas prácticas de meditación existen apps que nos ofrecen meditación guiada en diferentes tiempos (Rituals, Calm…). Merece la pena probarlas. También hay clases dedicadas a este fin en diferentes escuelas de yoga, tanto presenciales como online (Aomm.tv).

En definitiva, meditar es algo muy íntimo, cada uno ha de decidir cuándo, cómo y para qué quiere hacerlo. Y, desde luego, no es una práctica que esté restringida sólo a amantes del yoga. Todo lo contrario, muchos otros deportistas lo practican e incluso gente que no hace nada de deporte, pero por su ritmo de vida lo necesita.

 

Realizado por: Memernes

(Imágenes: meditación natura y memernes)