Ninguna duda cabe de que nuestra reina Letizia Ortiz es seguidora del estilo ‘La eterna novia’.

Y es que en su antigua faceta como periodista, conoció muy bien el mundo del maquillaje en la televisión. Tenía un rostro fresco, con carácter, limpio y expresivo.

Recuerdo perfectamente que la miraba con admiración, pocas veces había visto una chica con rasgos que me llamasen la atención. La veía con una belleza única y perfecta. ¡Cuál fue mi sorpresa cuando vi que al poco tiempo se había prometido con el Príncipe de Asturias!

La reina tiene unos grandes ojos verdes y brillantes y cuando empecé a analizar su maquillaje había cosas que no entendía. Resultó que siempre iba natural pero yo no dejaba de ver algo extraño en sus ojos. Y es que prácticamente nunca lleva sombras, o si las lleva son muy muy naturales, casi imperceptibles. Ahora que es reina, en los maquillajes de noche lleva un maquillaje muchísimo más elaborado que antes, cosa que me alegra profundamente.

Y he aquí los tips de maquillaje de la reina:

Maquillaje fluído con acabado semi-mate. En mi humilde opinión a veces elige tonos demasiado rosados, o con un tono por encima del suyo (quizá por los flashes) y ese pequeño detalle en interiores se nota muchísimo.

Polvos translúcidos. Sabe que tiene muchas horas por delante y que el maquillaje no dura demasiado. Además está expuesta a muchos flashes y le pueden sacar brillos. Jamás le he visto un brillo. Cabe decir, que en la zona de la ojera, alguna que otra vez se ha excedido, ya que hace el tan odioso efecto panda.

Sombras de día. Elige casi siempre tonos muy neutros, tan neutros que no se aprecian. Suelen ser rosados, melocotones y tierra para el extremo del ojo.

Sombras de noche. Suele llevar un morado en la cuenca del ojo, demasiado metido en ella. Vale que éste color resalta sus ojos verdes, pero es que prácticamente ni se aprecia. ¡Aunque ahora va mejorando! Ya se atreve con sombras más shimmer, en tonos champagne y una cuenca muy marcada en tonos café.

Delineado para eventos de noche. Suele utilizar un lápiz marrón con algún destello, bien difuminado hacia el exterior del ojo.

Lápiz de ojos verde, en la línea de agua de abajo. No falla, siempre lo lleva. Con la peculiaridad que no lo alarga hasta el extremo del ojo sino que deja una línea abierta para que su ojo parezca más grande. El truco está en seguir una línea recta desde el centro del párpado inferior, hasta el final.

Mejillas. Casi siempre lleva tonos melocotones para darle calidez al rostro, ya que es de piel muy clara y quizá otro tono quedaría más artificial.

Labios. ¡Me encantan! Se atreve con todo, y todavía más desde que es reina. Apuesta varias veces por un tono granate con subtono rojo con destellos. A diario, lleva tonos y glosses bastante naturales, melocotón, marrón, rosa.. Pero al tener un tono de labio bastante subido, a veces aprovecha para subir un tono y.. voilà!  ¡Todo un acierto!

Pestañas. En eventos importantes, suele llevar pestañas postizas individuales. Para diario, riza mucho sus pestañas, ¡quedan casi en vertical!

Por: Celeste Osuna

(Fuentes imágenes: bellezapura.com, diezminutos.com, 20minutos.com, hellomagazine, hogarútil.com, expobelllezab2b)