Para todas esas novias que están a punto de casarse en la época de invierno, primero de todo: ¡Enhorabuena! Os voy a dar unos tips para que vuestro maquillaje sea perfecto el día más especial y feliz de vuestra vida.

 

La belleza comienza  en el minuto en que decides ser tú misma” .Coco Chanel

Siguiendo la frase de la gran Coco Chanel, se tiene que tener en cuenta que el día de vuestra boda no es el momento de innovar haciendo un maquillaje muy elaborado o que nunca hayáis hecho antes. Ya que tiene que ser un maquillaje que os identifique y se vea claramente en él vuestra identidad.

 

1) Todas esas novias que quieran utilizar base de maquillaje, es importante que no sea más oscura que el tono de vuestra piel. Siempre se tiene que hacer una prueba en el cuello para ver si esa base de maquillaje es la correcta. Si no es así, siempre se pueden mezclar diferentes tonos para conseguir la base ideal. Esto lo que hace es unificar la piel, intentando conseguir que sea lo más natural posible. Así que no queremos que nuestra cara parezca artificial.  

 

Truco: Las chicas que tengáis la piel mixta o grasa es mejor utilizar bases de maquillaje que no sean muy aceitosas, para que no os engrasen aún más la piel, así pues os recomendamos que sean mate. Para las chicas que tengáis la piel seca, es mejor utilizar bases que aporten una buena nutrición en la piel y que no sean mate.

 

2)  Todas esas novias que se casan en invierno, pueden aprovechar y utilizar sombras frías, con colores azules, violetas, etc para elaborar el maquillaje de los ojos. O bien colores tostados como los marrones. No se tiene que hacer un gran maquillaje de ojos, si no que de forma sutil debes realzar los rasgos más significativos de éstos. Además todo acabado de ojos, ya sea delineado, con sombra o no, siempre acaba con un toque de máscara de pestañas para intensificar la mirada.

3) Para el blush o colorete, ya que estamos en la estación de invierno, se pueden utilizar tonos cálidos o tierras para contrarrestar con la sombra de ojos. Estos colores son, para que nos entendamos, tonos rosados, marrones o rosados-rojizos. La forma correcta para poner el blush, siempre es de fuera hacía adentro.

 

4) El iluminador realza todas esas zonas que queremos destacar de nuestra cara, por ejemplo puedes hacer la nariz más estilizada poniendo un poco de iluminador en los dos costados del tabique, o poner tonos de luminosidad por ejemplo por encima del colorete. Pero siempre recuerda poner el iluminador en zonas estratégicas, ¡no queremos parecer unas bombillas!

 

Truco: Las chicas que tengáis los labios más finos podéis aplicaros un poco de iluminador justo en el arco de cupido (la parte superior del labio). De esta manera potenciaréis el labio mucho más y le daréis un efecto más carnoso.

 

5) El labial es importante escogerlo de acuerdo con el maquillaje de ojos que hayamos hecho. Es decir, si los ojos están muy recargados porque queremos que sea lo que más destaque de nuestro maquillaje, para los labios utilizaremos tonos nude o rosados pálidos. Si por el contrario los ojos no están muy marcados podemos destacar los labios con colores vino o tierra para realzarlos.

 

A pesar de ser invierno o verano cada persona sabe los colores que le sientan bien y los que no, y se trata de potenciar esas facciones que te gusten más. Así que recuerda siempre que no por tener un maquillaje más sutil es peor que uno de más recargado, es tu día y te tienes que sentir cómoda con lo que lleves. ¡MENOS ES MÁS!

 

Por: Mireia Aznar Marquès (@mireaz)

(Imágenes: pinterest.com)