Durante décadas las hojas de revistas y webs de moda se han llenado de los mejores looks, el paso por las alfombras rojas de los estilismos más elegantes o más estilosos, pero siempre las celebrities han tratado de aparecer frente a las cámaras haciendo uso del buen gusto. Britney Spears y Nicki Minaj VMA 2015
Pero todo esto ha cambiado de un tiempo a esta parte, las apariciones sobre alfombras rojas se han convertido en una pasarela de gustos más que dudosos y tendencias inexistentes, bajo el lema “me visto acorde a mi personalidad” las cantantes y actrices más famosas del momento han creado esto que vengo a llamar “La fiesta de lo absurdo”: un ir y venir de estilismos sin sentido, en el que el premio ya no es para la más elegante sino para quién consiga llamar más la atención traduciéndose esto en el reinado en Twitter mediante “trending topics” que consigue hacer de la aparición más hortera la reina de la fiesta. Estamos en un momento en el que lo que se lleva es sorprender como la más provocadora de la noche.
Una de las mejores pruebas de todo esto la podemos encontrar en los últimos premios MTV Video Music Awards donde hubo tres triunfadoras en las redes sociales; la siempre ajustada Nicki Minaj, con un vestido de Labourjoise, Britney Spears de la misma marca, que de nuevo decidió vestir de vedette y sin duda la reina de la noche Miley Cyrus de Atelier Versace. Pero esta última si bien es cierto que a nadie dejó indiferente con su atuendo – me niego a llamar vestido a los adornos que se puso – el resto de looks que lució durante el transcurso de la ceremonia también han levantado ampollas. ¿Lo mejor de todo esta locura? Que dos de sus mejores estilismos iban firmados por la española Agatha Ruiz de la Prada.

Miley Cyrus VMA 2015

Pero, ¿qué podíamos esperar de una gala en la que sus antecedentes eran Britney Spears presentando nuevo single con una anaconda al cuello en el año 2001 y sin duda la reina de la provocación Lady Gaga, con su famosísimo vestido hecho a base de filetes en la edición de 2010.
Mi manera de ver la moda se basa en que la ropa, complementos o maquillaje nos permite sacar lo mejor de nosotros, corregir esos pequeños fallos de los que nadie se libra y sin duda hacernos sentir cual diva sobre una alfombra roja, pero desde luego no como estas divas.

Por: Adri Uriz

(Fuente imágenes: divinity, elle)