Ya que se acerca la época más esperada del año y en la que más nos gusta lucirnos, me dispongo a recomendaros un accesorio muy in: el ear cuff.

Una cosa hay clara y es que, esta tendencia es de las que crean reacciones muy dispares, o lo odias o lo amas. Es cierto que lleva ya un año y poco siendo toda una revolución en el mundo de la moda, pero estas navidades pisará ¡más fuerte que nunca!

Me parece que es el complemento perfecto para cualquier fashionista que quiera impresionar en estas fiestas.
No hay excusas para no lucirlos pues los hay de todos tipos y para todos los gustos. Más caros, más baratos, más exagerados, más elegantes……pero una cosa tienen en común y es que suelen quedar bien a cualquier tipo de persona. ¡Y más importante aún! Quedan ear cuffespectacularmente con cualquier look. Ya sea informal o elegante,  trendy o más rockero, ¡serás la reina de la velada!

Lo ideal es recogerse el pelo, al menos por un lado y que así se pueda lucir mucho mejor. Moños, trenzas a un lado, cogidos con un poco de tupé… cualquiera de estas opciones es perfecta. Si estás cansada de repetir look o de siempre encontrarte a alguna amiga vestida igual que tu, apuesta por complementos estrella como son un buen clutch o un original ear cuff.

Pero,este accesorio es más versátil incluso, pues también puedes llevarlo para tu día a día y no solo en una ocasión especial. Simplemente, hazte con uno menos recargado y más pequeñito y seguro que vas perfecta. Desde luego, un montón de diseñadores y de tiendas importantes los han añadido a sus nuevas colecciones. Inclusive, los podéis encontrar en la colección de joyas low cost de la celeb Olivia Palermo, de la cual os hablé hace tiempo.

A nosotras nos fascinan y yo soy la primera que los seleccionaré para mis próximos eventos. Por ejemplo, si elegimos uno de los básicos little black dress, completamente liso y sin nada especial, podemos transformarlo en un conjunto la mar de increíble con uno de estos pendientes. Olvidémonos por un tiempo de los típicos pendientes largos o perlas o brillantes pequeños y apostemos por estos nuevos elementos, que creo, van a seguir dando mucho que hablar.

Por: Mariola Ocaña