Cuando se habla de la decoración en una boda también se hace referencia a la decoración en las mesas del convite, ya que son un elemento muy importante y esencial en la celebración de ésta. La decoración de las mesas tiene que ser de la misma temática que la de la boda y deben tener una estética visual agradable y adecuada.
Las mesas de los convites son de lo primero que verán los invitados una vez lleguen al lugar de la celebración, la parte más informal del evento, es por eso que tiene que sorprenderles y causar un buen efecto. Como siempre os decimos, no por ser más ostentoso y extravagante es mejor, sino todo lo contrario, tiene que adecuarse bien al ambiente que se respira en la boda.
Dependiendo del lugar donde se celebre el convite, el material que se utiliza como mesas, sillas, servilletas, etc., se puede alquilar, o bien, lo proporciona el mismo hotel, finca, masía, cátering, etc. Ya sea alquilado o proporcionado, siempre se tendrá que hacer una buena elección de los colores, la vajilla, cubiertos, etc., para que no desentone con el resto de entorno y decoración.
Las mesas de los invitados por lo general son redondas para que todos los asistentes que estén sentados en la misma puedan verse las caras, por una cuestión de comodidad y comunicación. Mientras que la mesa nupcial, donde estarán los novios, suele ser alargada para poder ver a todos los invitados, y además siempre está situada en un punto en el que los novios están en el centro de la sala y pueden visualizar todas las otras mesas. Aunque
siempre dependerá del sitio, condiciones y de lo que quieran los novios.

Hoy os vamos a dar algunos tips de la decoración y sobre cómo vestir las mesas de la boda:

– Mesas con mantel, sin mantel o semi mantel. Dependiendo del material del que este hecho la mesa y lo que se quiera transmitir, será más apropiado utilizar mantel o no. Por ejemplo las mesas que son de madera, que normalmente se utilizan en bodas para dar un aire más campestre y al aire libre, no se suele utilizar mantel para potenciar lo que se quiere transmitir. En cambio sí son mesas de hoteles, normalmente queda mucho más elegante
cubrirlas con un mantel para darles más notoriedad. También existen semi manteles, es decir, un mantel que no cubra toda la mesa en sí, sino una parte de ésta. En el caso que se utilice mantel se tiene que tener en cuenta también el color de éste, si se quiere que los invitados centren la atención en las mesas se utilizarán colores más fuertes y rompedores, o si por el contrario no se quiere dar tanta notoriedad a la mesa, si no al entorno se utilizarán colores más cálidos para que la mirada no vaya solo a eso.

– Vajilla y cubertería. Es importante escoger una vajilla y cubertería adecuada al tipo de mesa que se escoja. Parece algo muy obvio, pero es lo que potenciará y dará sentido a lo que se quiere transmitir, es por eso que entra dentro de la parte de decoración. Hay  distintos materiales como cerámica, inox, cristalería, etc., que dependiendo de cómo se combinen podréis conseguir una muy buena puesta en la mesa. No siempre la vajilla tiene que ser igual, se pueden combinar distintos materiales que no desentonen y queden bien. La cubertería solo se pondrá la que se utilice in situ el día de la boda, ¡y recordad que los cubiertos siempre van de “fuera hacia dentro”!

– Servilletas. Obviamente existen muchísimas telas y diferentes tipos de servilletas que podrán encajar más o menos con la decoración. Pero el color de éstas también es muy importante siempre es mejor que sea un color que contraste con el color del mantel, si es que tiene mantel. En caso de no tener mantel también se buscará ese color que rompa un poco con el color de la mesa. ¡Lo que queremos es un contrate de colores!

– Minuta. Para que nos entendamos la minuta es “el menú” que habrá el día de la boda que normalmente se deja encima del plato, para que los invitados al sentarse lo vean. La minuta tiene que tener una tipografía adecuada para que se pueda leer perfectamente, que los colores ayuden a la lectura y que esté todo el menú de lo que van a comer o cenar, con una breve explicación de lo que lleva en el caso de ser nombres muy sofisticados o elaborados. La minuta tendrá que estar adecuada también a toda la estética y decoración de la mesa, ¡que no desentone!

– Nombre de cada invitado. Aunque los invitados tendrán que buscarse en el “tablón de las mesas” para ver donde se sientan, en la misma mesa también deberá estar el nombre de cada comensal en el sitio correspondiente. Los nombres se pueden poner de diferentes maneras originales, no solo en papel. Siempre teniendo en cuenta toda la decoración de la boda y que tenga un significado el hacerlo de esa manera. De todas formas sea cual sea la elección para poner los nombres, la tipografía tendrá que leerse perfectamente.

 

– Centros de mesa. Actualmente existen infinidad de posibilidades para los centros de mesas, hasta se pueden hacer DIY (do it yourself) de centros de mesa con flores, velas, etc. Los centros de mesa son una buena opción para remarcar cual es la temática de la boda,pero independientemente de cuál sea, siempre deberán ser centros que no sean muy altos y tapen las caras de los diferentes comensales de la mesa, ¡lo que queremos es que todos se
puedan ver las caras! Y que tampoco sean muy recargados y ostentosos porque estarán durante todo el convite. La decoración de las mesas tiene que plasmar también vuestra personalidad, es por eso que es un elemento muy importante y a tener en cuenta a la hora de la toma de decisiones.

Además en la mesa es donde los invitados pasarán parte del tiempo de la celebración de la boda, por lo que todos se tienen que sentir cómodos, pero a la vez que les sorprenda y les guste.

Por: Mireia Aznar Marquès (@mireaz)

(Imágenes: pinterest.es)