Ya os digo yo que, cuando se entrelazan tantos “icónico” a la vez, pueden saltar chispas. Y aquí tenemos uno de esos casos.

Supongo que conoceréis a Hedi Slimane, el maravilloso francés que nos trajo al mundo la silueta “skinny”, entre otras muchas creaciones.
De padres italiana y tunecino, estudió Historia del Arte en la Academia del Louvre.

Y su compleja trayectoria se puede resumir de la siguiente manera: Louis Vouitton, Yves Saint Laurent, Dior Homme e Yves Saint Laurent de nuevo. Compleja y nada ordinaria, ¿verdad?

Podemos decir además, que se encargó de dar un vuelco a la moda masculina tal y como era entendida en aquellos años. Diseñó a su hombre con figuras slim y un toque rockero que revolucionó el mercado.

Dicen las malas lenguas, que hasta el mismísimo Karl Lagerfeld perdió treinta kilos para poder vestir sus creaciones. Casi nada ¿eh?

UNSPECIFIED LOCATION - OCTOBER 2012: (EDITORS NOTE: This image was provided in B&W, a colour version is NOT available) In this handout image provided by Yves Saint Laurent, Hedi Slimane, Yves Saint Laurent Designer poses during a portrait session in October, 2012. (Photo by Yves Saint Laurent via Getty Images)

Photo by Yves Saint Laurent via Getty Images

Pero dejando esto atrás, la noticia que quería comentar era otra mucho más reciente e impactante.

A lo largo de sus cuatro años como director creativo de YSL se han dado polémicas varias que han resultado en su culmen cuando Hedi ha sido sustituido por Anthony Vaccarello, en abril de este mismo año.

¿Una razón? Muchos le acusan de no haber amado y defendido como debería las iniciales de la marca. Obviamente, él lo ha negado de todas las maneras posibles, entre ellas por su cuenta oficial de Twitter, que podéis ver aquí.

Es irónico como se puede pensar algo asi del hombre que precisamente reformó la maison y la convirtió en una firma mucho más puntera de lo que ya era, creando un estilo único que ningún fashionista pudo resistir.
Pero supongo, que no siempre puedes gustar a todo el mundo y menos en puestos de tanta responsabilidad.

Sus detractores opinan que prescindió de la “Y” y se limitaba a nombrar a la marca con un simple “Saint Laurent”. Pues Hedi ya ha demostrado por activa y pasiva que los acontecimientos no sucedieron así:

“Para que conste/ Hedi diseñó y restauró la nueva casa de costura en Rue de L’Universite en 2014 con un par de los antiguos YSL de latón en la fachada”.

Sea cierto o no, lo que si sabemos con certeza esque a partir de ahora Vaccarello es el futuro de Yves Saint Laurent, y según su equipo, ellos se van a encargar de rescatar la Y de nuevo.

Lo veremos.

Realizado por: Mariola O.