Hubo una época en la que ni Instagram ni las bloggers existían. En este panorama, uno de los medios más importantes e influyentes para seguir la moda era el cine.

Hay millones de referencias cinematográficas que nos ayudan a darnos cuenta de la gran influencia que el cine ejercía sobre la sociedad, en concreto sobre la moda. Hoy en día esta conexión sigue existiendo, ya que las curiosas y curiosos estamos siempre atentos al vestuario de las películas, nos deleitamos con las elecciones del atrezzista de turno y después lo añadimos en nuestra “lista de deseos”. No obstante, es una fuente de inspiración más, a diferencia de los años en que un personaje de una producción de Hollywood podía hacer que una prenda fuera líder de ventas, y conseguir también que la ausencia de ésta arruinara el mercado.

Rebeca

  • Una rebeca o cárdigan es una chaqueta de punto abierta por delante, que se puede cerrar con botones o cremallera. La culpa de que llamemos así a esta prenda la tiene Alfred Hitchcock con su película Rebeca (1940). La protagonista, Joan Fontaine, la usa asiduamente en el film, lo que provocó que se convirtiera en una chaqueta fundamental del vestuario tanto masculino como femenino, llegando a estar presente hasta nuestros días.

James Dean

  • James Dean con Rebelde sin causa (1955)  creó un estilo que fue bandera de rebeldía en los años 50. Unos jeans rectos, una bomber y sobre todo una camiseta blanca muy pegada fueron seña de un estilo que adoptaron millones de jóvenes que se oponían a lo establecido y que decidían cómo vestirse sin seguir la estela de sus antecesores.

Tom Cruise

  • The Blues Brothers, Risky Bussines, Reservoir dogs y un largo etcétera. Las gafas RAYBAN WAYFARER han estado presentes durante los años 80 y 90 en un montón de muy buenas películas que las consolidaron como las gafas de moda. Los Blues Brothers consiguieron aumentar su popularidad en 1985 con la película The Blues Brothers, Tom Cruise en Risky Bussines (1983) lanzó las wayfarer y Tarantino consiguió que unas simples gafas de sol fueran la seña de identidad de unos estilosos matones.

Marlon Brando

  • Marlon Brando. Un tranvía llamado deseo (1951). ¿Qué hace a un hombre irresistible? Pues en este caso una impecable interpretación, sudor y una camiseta interior blanca. Sí, la típica de tirantes. Sus ventas aumentaron increíblemente después de la película; Brando era un icono de masculinidad y virilidad (incluso antes de la película).

bolso Kelly

  • Otro de los ejemplos relevantes de vocabulario de moda adoptado por la masa es el del “bolso Kelly”. Hitckcock puso bajo su vara de director en La ventana indiscreta (1954) a James Stewart y Grace Kelly, la cual brilló más que nada por su exquisito vestuario. Pero lo que más caló en la moda de a pie fue su bolso Hermès, que fue bautizado con el  nombre “bolso Kelly” a partir de ese momento.

jean seberg

  • Corte de pelo a “lo Garçon” en los años 60. ¿cómo un pelo tan arriesgado para la época llega a calar tanto en las chicas de esa generación? ¿Rayas marineras, pantalón recto de corte masculino? Gracias a Jean-Luc Godard y su Al final de la escapada (1960) conocimos a Jean Seberg,  creadora de una estética “intelectual” con sus prendas marineras, jeans o chinos, zapatillas y su pelo corto, muy muy corto. Un estilo atemporal en nuestro imaginario estético.

meryl streep

  • La gran Meryl Streep ha hecho por ti algo más que deleitarte con grandes interpretaciones en buenas películas. Tenemos en el armario muchas de las prendas que lució en la oscarizada Memorias de África (1985): fulares, camisas de lino, faldas largas o botas con cordones. Todo básicos a los que recurrimos para asegurarnos un acertado look. Gracias, Meryl.

Últimamente hemos visto looks en películas que se nutren, precisamente, del pasado, de tiendas de segunda mano o de lo “que se llevó durante aquella época”. Vemos en films como Begin Again (2013) donde el vestuario está todo conseguido en tiendas de segunda mano, y todo para darle a Keira Knightley el carácter, las inquietudes y la forma de vivir la vida del personaje.

El cine tuvo su momento de influencia masiva, pero ahora las fuentes son infinitas.  Aprovecha cualquier estímulo estético que esté a tu alcance… ¡Corre, aún tienes en casa VHS y puedes rescatar esas medias de rejilla que llevaba Madonna con calcetines fluorescentes y crucifijo, es total!

Por: Marina Zaragoza

(Ilustración: Gus Forner)