El terciopelo tiene su origen en el Lejano Oriente. Su primera aparición se da en Egipto, cuando los faraones usaban tejidos similares al terciopelo actual. A pesar de esto, las primeras referencias de su uso se dan en el siglo XIII.

El tacto suave del velvet y sus magníficos tintes, hicieron del este una tela lujosa, con la cual, se vestían los nobles y reyes en la época medieval. En la Edad Media, las telas más suntuosas eran los terciopelos italianos. Estos eran decorados con sedas, hilos de diferentes colores, lana, dorado…

Los principales lugares italianos donde se producía este opulento tejido eran Lucca, Florencia, Venecia y Génova. Aunque en la actualidad, Génova es uno de los lugares donde se produce este tejido.

terciopelo-zm-4_opt

Años más tarde, este arte del terciopelo es adoptado por los tejedores flamencos. En el siglo XVI, Brujas consiguió convertirse en una de las grandes ciudades del trato con el velvet, situándose al  nivel de los italianos.

Los términos más utilizados para determinar al terciopelo son: velvet (inglés), velluto (italiano) y velours (francés).

En la actualidad, sigue siendo una tela con una producción muy compleja. El más mínimo error en la producción de éste lo convertirá en un tejido no comercializable. El consumidor es muy exigente. Por estas razones el terciopelo es uno de los textiles más costosos en todos sus aspectos.

Aunque el velvet se reinventa y se convierte en un must have, las prendas de terciopelo son la clave de esta temporada. Tanto tiendas de prêt-à-porter como las firmas de grandes diseñadores han introducido numerosas prendas de este tejido.

Este exclusivo tejido es perfecto para ocasiones especiales. Con él, firmas como Zuhair Murad, crean prendas lujosas y elegantes, vestidos que enamoran y tops con escotes de vértigo, son algunas de las prendas más destacadas.

Pero no os preocupéis, porque podéis ir igual de perfectas gracias a las tiendas prêt-à-porter de Inditex (Zara, Pull&Bear, Bershka, Massimo Dutti, Stradivarius, Oysho, Uterqüe).

Si quieres ir a la moda y llevar algo de terciopelo, ¡lo tienes muy fácil!  está por todos los lados. Puedes encontrarlo en lencería, blusas, vestidos, pantalones, zapatos, diademas, bolsos, collares…

¡¡Si no tienes terciopelo en tu vida es porque no quieres!!

 

 

Fotos: Zuhair Murad

Realizado por: Andrea Suero