Muchas veces, y fruto de las prisas porque un evento especial se avecina, cometemos el error de hacer una dieta con un esfuerzo tremendo. Sin embargo, hacer ese tipo de dietas tiende al fracaso a largo plazo, bien porque te canses y termines dejándola, o bien porque, una vez logrados tus objetivos, vuelves a tus hábitos de siempre.

Para que una dieta tenga éxito, tiene que ser parte de tu estilo de vida y aunque no bajes un gran número de kilos en un breve período de tiempo, lo importante es bajar de peso de manera gradual y mantener nuestro peso ideal.
Pero ¡ojo! Comer es uno de los grandes placeres de la vida; es cómo la gasolina, que necesita el coche para arrancar y, por tanto, hay que darle la importancia que merece.

Gastar más calorías de las que comes: no es necesario volverse loco contando calorías, sino buscar una manera consistente de quemar más calorías como caminar todos los días, salir a correr, ir a clases de baile, etc.

Comer alimentos bajos en grasa: evitar alimentos fritos, procesados, con mantequilla, rebozados, etc.

Evitar el azúcar y los refrescos: disminuye la cantidad de azúcar que le pones al café, compra productos bajos en azúcar.

Comer alimentos frescos: las frutas (y sobre todo las verduras) tienen muchas menos calorías que los alimentos preparados y son más sencillas de digerir. Al incluirlas en tu comida, te sentirás lleno más rápido, consumirás muchas menos calorías que si te hubieras llenado con otros alimentos como pan, jamón, etc. y además estarás dándole a tu cuerpo vitaminas de primera mano.

Poner atención al tamaño de las raciones: para recordar el tamaño de las raciones en cada comida, no es necesario que te compliques pasando todo por básculas o medidores, simplemente recuerda bien lo siguiente:

cantidades de comida

· Porción de carne: máximo del tamaño de la palma de tu mano (sin los dedos).
· Porción de carbohidratos (pan, pasta, arroz, etc): debe ser lo equivalente a 1 o 2 puñados (máximo).
· Porción de frutas o verduras: lo equivalente a 3 puñados o hasta que te sientas satisfecho.
· No beber durante las comidas.
. Cantidad de aceite: una cucharadita o lo equivalente a el dedo pulgar.

pan sin fondo¿Y qué pasa con el pan?
– Es la base de la alimentación, no puede faltar una porción tanto en comidas como en cenas.
– No engorda.
– El pan integral no adelgaza, solo contiene fibra y ayuda a ir al baño.
– 100 gramos de pan sólo aportan unas 240 calorías.
– Está en la base de la pirámide nutricional, por lo que debemos comer un total de 6-10 raciones diarias en raciones de 40-60 gramos.
– Aumenta la sensación de saciedad.

 

 

Diferencia entre alimentarse y nutrirse:
Alimentarse es el proceso voluntario mediante el cual realizamos la elección, elaboración e ingestión de los alimentos.
Nutrirse, es el proceso involuntario en el que el organismo transforma los alimentos en cuatro procesos; digestión, respiración, circulación y excreción de manera que así se desechan los residuos y las células captan lo necesario.

Por: Yolanda Trillo Martín