En la prehistoria el ser humano se cubría con la piel de los animales que cazaba, a  modo de falda, sin importarles lo más mínimo su estetica, lo hacían simplemente para no pasar frío.

Antiguamente los egipcios, entre otros, la usaban de forma habitual y no les fue nada fácil dejar de usarla cuando se inventó el pantalón. Todos conocemos la afición de los escoceses a la falda típica de cuadros con su mismo nombre.

Hasta 1915, las mujeres estuvieron utilizando faldas que arrastraban  por el suelo. Durante cincuenta años, estas, se volvieron cortas, eran por entonces los maravillosos años 20, luego largas otra vez, eran los años 30 y así sucesivamente hasta llegar a los años 60 cuando aparecio como por arte de magia, una joven diseñadora llamada Mery Quant y revoluciono el  mundo con su exitosa minifalda, llevándola a unas medidas inimaginables hasta entonces.

En la época de la fiebre del oro, el Sr. Levi Strauss patentó el patrón de los jeans, pero no olvidemos, que el origen del tejido de los jeans procede de Génova (Italia) donde era usado por los pescadores gracias a su resistencia, aunque lo comercializó y lo inmortalizó el  Sr. Strauss  en Nevada (USA).


En cuanto a la falda midi, es una clarísima tendencia de los años 50 y 60, que refleja muy bien la serie Mad Men, la cual, como bien saben sus seguidores, está ambientada en esa época y, como ha declarado en varias ocasiones su estilista, reconoce que la serie impactó desde sus inicios en la moda actual. Fue por el año 2010 cuando pudimos ver a una espléndida Top model, Claudia Schiffer luciendo como tendencia una falda vaquera abotonada inspirada totalmente en los años 70.

Pues bien, ya centrados en la actualidad, esta primavera-verano  reaparece y llega arrasando la falda vaquera midi.
Se vieron en las pasarelas en colecciones como la de Chanel con detalles de plástico o la de  Oscar de la Renta, con un guiño al arte y salpicadas con pintura blanca, La firma Coach la presentó en total denim, combinada con cazadora vaquera. Fue Versace quién la complemento con estampados de pañuelo en las gorras y otros  accesorios. Alexander McQueen lo hizo en  forma de sirena y volante abajo.

Se han visto distintas propuestas, con el bajo recto o asimétrico, básicas o con fantasía, con aperturas laterales o frontales, pero según parece, la apuesta fuerte, la que  va  a ser la reina del street style será con  botones  frontales de arriba a  abajo, combinada con camisetas básicas y deportivas o sandalias. También puede ser un buen aliado para la oficina si la acompañamos de una camisa blanca que siempre aporta sobriedad al denim y con un botín bajito para completar el outfit. Sea como sea, ha llegado y el pronóstico es claro, sera la prenda imprescindible de tu armario.

 

Por: Sonia Fernandez 

(Imágenes: pinterest.com, glossh.com)