La conocida marca italiana Dolce & Gabbana lanza la llamada “Abaya Collection”  una colección basada en hiyabs y abayas (velos y túnicas) lanzándose a la aventura tomando como fuente de inspiración a las mujeres musulmanas.

La colección salió a la venta el pasado mes de enero, encontrándose disponible en todas las tiendas D&G del Medio Oriente y tiendas selectas de Londres, Múnich, Paris y Milán, dirigida a musulmanas de nivel adquisitivo alto.

En la famosa película Sex and the City 2 las protagonistas se sorprendían al ver a las mujeres árabes con sus trajes tradicionales decorados e incluso luciendo prendas de diseñadores bajo el negro que impone el islam. Así pudimos ver como las mujeres musulmanas no renuncian a su pasión por la moda, por ello cada vez más firmas acuden a esta población, la cual representa un 22% de la demografía mundial por lo que es un mercado muy atractivo para la industria de la moda.

Así se revela una poderosa realidad: cuán cercano es el Islam con el consumo de piezas exclusivas de alta gama, gracias a su población mayoritariamente joven con un alto nivel adquisitivo.Dolce & Gabbana

Stefano Gabbana, diseñador de la firma adelantaba en el periódico The National: Estoy realmente fascinado con Oriente Medio”. Según la conocida marca, la colección pretende “ser una historia visual encantadora sobre la gracia y la belleza de las mujeres maravillosas de Arabia”.

El principal objetivo es poder darle a estas mujeres soluciones donde sus gustos no se vean comprometidos por sus creencias religiosas, siguiendo tendencias y sin perder la sensualidad y la feminidad.

En la colección se pueden apreciar los famosos velos y túnicas en tonalidades negro o beige con piedras, bordados, encajes y estampados. También se pueden encontrar originales gafas de sol con motivos primaverales como frutas y flores, llamativos bolsos y zapatos con tacones de vértigo.  Las prendas cubren la mayor parte del cuerpo, siendo la excepción la cara, los pies y las manos.

La firma ha seguido los pasos de otras marcas que también quisieron acercarse a Oriente con colecciones cápsula para el Ramadán el año pasado, como DKNY, Armani, Tommy Hilfiger o incluso Zara y Mango.

La polémica está servida en las redes sociales. Algunos han criticado a la firma por diseñar prendas que representan la opresión a las mujeres y otros aplaudían la colección por apostar por las mujeres musulmanas, tratando de mostrar la apertura occidental hacia Oriente.

¿Qué opináis vosotros?

Por: Gema Van Der Hofstadt 

(Imágenes: dolcegabbana.com)