Empieza la época de sol y playa, además, somos de las que nos pasaríamos todo el día tiradas en la toalla bronceando nuestras pieles, por ello mismo no nos podemos olvidar de proteger bien nuestra piel. Claro está que en verano es cuando más se debe usar, pero queremos recordaros que es algo que debemos hacer durante todo el año. Por suerte, actualmente se tiene mucha más consciencia de la gravedad que implica la exposición al sol. Para los/as más despistadillos, os dejamos algunos consejos que no puedes olvidar este verano:

¿Cuándo hay que ponerse la crema?

Lo correcto es aplicarla antes de salir de casa, un mínimo de 30 minutos antes de la exposición al sol. Además, hay que reaplicarse el protector solar cada 2 horas aproximadamente. Sobretodo, tenéis que tener en cuenta que ninguno ofrece protección 100%.

¿Qué tipos de protectores solares existen?

  • El de filtro físico, o también llamado pantalla total, que reflejan totalmente la radiación solar evitando así las quemaduras y enrojecimientos.
  • El de filtro químico, el cual absorbe la radiación solar convirtiéndola en otra energía menos nociva para la piel.

¿Qué significan los números que aparecen en los envases?

El número nos indica la cantidad de energía solar que nuestra piel puede absorber del sol antes de provocar la quemadura. Es decir, el tiempo que estamos protegidos según nuestro tipo piel.

Por ejemplo, si una persona sin protección se quema en un tiempo de 15 minutos, utilizando protección SPF20 tardaría en quemarse 20 veces ese tiempo. Es decir, 300 minutos o lo que es lo mismo, 5 horas.

Este tiempo dependerá del horario en el que tomemos el sol, si nos mojamos, el tiempo que estamos expuestos al sol, etc.

¿De que rayos UV nos deberían proteger las cremas solares?

Hay dos tipos  de rayos UV:

  • Los UVB son los que menos penetran en la piel pero son más reflectantes. Provocan más efecto sobre la piel ya que actúa lentamente y aparece el bronceado.
  • En cambio, los UVA broncean de inmediato pero el resultado es poco duradero. Sus efectos llegan hasta llegan hasta las capas más profundas de la dermis (las famosas quemaduras).

Crema Facial Antioxidante SPF50 de Ziaja (6,99 euros). Leche protectora Deliciosa SPF30 de Nuxe (14,20 euros). Sun Spray Transparente SPF50 de ISDIN (21'99 euros).Crema Facial Antioxidante SPF50 de Ziaja (6,99 euros).

Leche protectora Deliciosa SPF30 de Nuxe (14,20 euros).

Sun Spray Transparente SPF50 de ISDIN (21’99 euros).

protegerse del sol

Spray Solar capilar de Loreal (8’95 euros). Bálsamo Labial SPF30 de Liposan (2’99 euros).

 

¿Debemos proteger el cabello?

Sin ninguna duda, la respuesta a esta pregunta es un sí rotundo. El calor lo deshidrata y los rayos UV lo debilitan, por suerte, existen gran número de protectores capilares en el mercado para evitar los efectos del sol sobre el cabello.

Algo que no solemos hacer y que es necesario, es proteger los labios con un bálsamo labial con protección SPF.

 

 

after sun

Aftersun de Ziaja (2’99 euros). Aftersun de ISDIN (11’50 euros).

¿Qué hacer cuando dejamos de estar expuestos al sol?

No hay nada más placentero que llegar a casa después de un día de playa y darse una buena ducha. Al salir de ésta, es conveniente aplicar  aftersun ya que hidrata, calma y repara la piel de los daños causados por el sol.

Si seguimos nuestro ritual diario post-ducha y únicamente aplicamos crema hidratante, simplemente conseguiremos hidratar nuestra piel, pero no repararla de la exposición.

 

Así que, ¿ya lo tenéis todo listo para un día de playa?

Por: Pádizzzz

(Imágenes: skinbeautifulcare.com, primor.eu, lookfantastic.com, kalamazoo.es)