Es evidente que desde hace varias temporadas la decoloración en cabello está siendo tendencia.
Sea cabello completo o efecto balayage , muchas son las celebrities o influencers que están posicionándose a favor. Marta Riumbau, Laura Escanes o Blanca Suárez son sólo uno de los ejemplos más destacados.

El proceso de decoloración de un cabello es bastante agresivo y desde el momento en el que decidimos comenzar con el tratamiento debemos ser conscientes de la gran inversión económica que conlleva. No sólo hablamos del servicio en sí, si no de los posteriores cuidados que requiere tu pelo si no quieres “lucirlo” con una apariencia desgastada y desmejorada.

Hablemos pues de la decoloración
La decoloración es uno de los procesos químicos más agresivos a los que puede estar sometido el cabello. ¿Por qué? Porque el agua oxigenada utilizada en la decoloración es capaz de eliminar el pigmento de la hebra y modificar la cutícula del pelo, lo cual lo debilita, reseca y hace que pierda su proteína y brillo natural.
Por este motivo los cuidados que ofrezcas al cabello decolorado deben ser constantes e intensivos, para evitar que este proceso abrasivo deteriore por completo tu melena e impida que sea fácil de manejar.

Así, y tras mi experiencia, os aconsejo seguir estos pasos para el cuidado:

1. Hidratar el cabello. Podemos hacerlo de forma natural, con aceites como el de coco o el de oliva o con productos químicos. En estos últimos la firma francesa “La Biosthetique” se lleva la palma. Cuida el cabello altamente y de una manera muy natural. Compra un baño de crema que sea rico en proteínas y vitamina B5, aplícalo
dos veces a la semana y déjalo actuar durante 20 minutos. Esto permitirá que tu cabello recupere el agua perdida.

2. Después de una deco, las hebras de tu pelo están débiles, por lo que debemos desenredar el cabello con mucho mimo. Asimismo no te acuestes con el cabello húmedo o mojado pues tu pelo perderá calidad.

3. Evita, en la medida de lo posible, abusar del calor. Planchas, secador… Yo siempre recomiendo quitar la máxima cantidad de humedad con la toalla.

4. Cortar puntas cada dos meses. Así tu pelo se verá mucho más sano.

5. Devolver los nutrientes a tu cabello a través de mascarillas. Se pueden hacer incluso caseras. Además debemos utilizar champú y acondicionador para cabellos teñidos. El acondicionador es también muy importante para mantener una perfecta hidratación. Con él ayudarás a evitar la excesiva porosidad de las fibras capilares y las temibles puntas abiertas, más frecuentes en el pelo teñido.

6. Tras la primera decoloración, espera al menos 48 h para volver a lavarlo pues dará tiempo a que tu pelo regenere los lípidos perdidos.

7. Al menos hazte con un buen champú, mascarilla de color y acondicionador para tu tratamiento. Si quieres añadir un plus de cuidado, te recomiendo un sérum reparador.

8. Para mantener tu cabello en las mejores condiciones, cuida los detalles, por ejemplo, utilizando cepillos de cerdas naturales y peines no metálicos a diario.

9. Por último, no debemos lavar el pelo todos los días. Si sois de las que no aguantan un solo día sin lavarlo os recomiendo que os hagáis con un champú en seco. Nos ayudará a espaciar cada lavado.

Si seguimos estos consejos, conseguiremos que nuestra melena y color luzcan sanos por más tiempo. Merece la pena seguirlos al pie de la letra pues si así lo hacemos, el resultado será óptimo.

Por: Pilar Andújar (@monsaca_moi)