Si en estas fechas escuchamos la palabra “uva”, automáticamente pensamos en la noche del 31 de diciembre pero, ¿qué tal si os decimos que también nos ayuda a combatir las arrugas y rejuvenecer la piel? Así es, esta fruta contiene múltiples beneficios para nuestra piel.

Desde hace años se viene utilizando la uva en la cosmética natural, gracias a su contenido en polifenoles -potentes antioxidantes que reducen el deterioro de las fibras del colágeno-.uvas beautyA continuación, os mostramos tres tratamientos naturales, que debemos aplicar a diario sobre la piel limpia, los cuales nos ayudarán a mantener hidratada nuestra piel.

Mitades de uva: corta las uvas en dos partes y frota con su parte interna por el rostro y cuello, haciendo especial incapié en frente, contorno de boca y cuello. Dejar reposar las mitades aplastadas en las zonas más expuestas al envejecimiento y dejarlas actuar durante 20 minutos.

Aceite de semillas: machaca las semillas de uva en un bol y añade aceite de oliva, almendras o miel. Aplícalo en el rostro y déjalo reposar 15 minutos y, a continuación, limpiar con agua tibia, aplica tónico y alguna crema hidratante. Esto hará que las pieles muertas sean arrastradas y, por lo tanto, eliminadas.

Mascarilla con vitaminas: sólo necesitarás uvas machacas y dos cápsulas de vitamina E. Con la ayuda de un disco de algodón, empapa tu rostro con la mezcla. Déjala actuar durante unos 20 minutos, en cuanto lo retires empezarás a notar la piel más tersa.

Por: Celeste Osuna