¿Qué es vestir mejor? Usar prendas que nos favorezcan, que nos saquen partido, que estilicen nuestra figura y, en definitiva, que nos hagan vernos y sentirnos más guapas todavía.
Todas conocemos chicas que saben hacer esto a las mil maravillas y por más que nos fijamos en su estilo no conseguimos que nos quede tan bien a nosotras ¿verdad?
Bueno pues, después de leer este artículo, esto formará parte del pasado porque sí hay trucos que todas podemos aplicar fácilmente para vernos mucho mejor.

1. Qué colores nos favorecen más

Seguramente ya sepas si tienes un subtono de piel más rosado o más amarillento pero, si no es el caso, puedes averiguarlo fácilmente poniéndote un collar dorado cerca de la cara y otro plateado. Si te ves mejor con el dorado tu subtono es amarillo y si, en cambio, el que más te favorece es el plateado es que tu subtono es rosa. Los colores cálidos (rojo, naranja, amarillo, marrón, verde, etc.) siempre sentarán mejor a las personas con un subtono amarillo y, por el contrario, los colores fríos (negro, blanco, azul, rosa, violeta, etc.) a las de subtono rosa.
Además, puedes jugar con tu color de pelo. Si tu pelo es rubio apuesta por tonalidades oscuras en las prendas superiores, como el granate, y si tu pelo es moreno apuesta por tonos más claros, como el amarillo.

2. Elige una pieza clave
Cuando elijas un look céntrate en una sola prenda que vaya a ser la protagonista y deja que las demás pasen a un segundo plano utilizando colores más neutros o formas más discretas para ayudar a la armonía.
Si queremos ponernos esa falda de cuero roja que tanto nos gusta, será más acertado utilizar un jersey de punto negro, gris o blanco sencillo y los accesorios justos. Si la conjuntamos con una blusa con estampado y un

montón de complementos (cinturón, pendientes, collares) es posible que estemos recargando en exceso el look.
Esto no quiere decir que no podamos conjuntar esa falda con una blusa de cuadros negros y rojos, por ejemplo, y usar unos maxi pendientes negros, ya que este look sería también muy acertado, pero ante la duda recuerda que menos es más.

3. Compensa el look
Si estás pensando en lucir escote tienes que procurar que la atención de todas las miradas vaya precisamente a esa zona y ¿cómo lo conseguimos? Utilizando una prenda mucho más discreta en la parte de abajo, como un pantalón palazzo, por ejemplo. Asimismo, si lo que queremos es potenciar nuestras piernas con una falda mini intentaremos compensar con una parte de arriba mucho más sobria y que nos cubra el torso, como por ejemplo una camiseta de cuello vuelto.

Por: Eva de la Sen (@natural_eva)
YTB: natural_eva

 

(Imágenes: stylecaster.com, fotonostra.com, elle.es, zara.com)