Se puede viajar estando en casa
Normalmente cuando regresamos a casa después de un viaje nos invade un sentimiento de melancolía fruto de la vuelta a la rutina. Nos damos cuenta del verdadero impacto que tiene sobre nosotros viajar y todo lo que puede enseñarnos, así que es normal ese sentimiento de vacío espiritual.
A medida que pasan los días y las semanas vamos olvidando todo lo que hemos aprendido para dejar espacio al gran peso que tiene el día a día sobre nosotros. Hasta que un día todas las lecciones espirituales que adquirimos caen en el olvido.
Pero viajar no sólo es llenar nuestra maleta y desplazarnos al extranjero, si no que podemos descubrir un sin fin de lugares inexplorados a pocos kilómetros de nosotros y adquirir nuevas experiencias incluso sentados en nuestro sofá. Cuando cogemos el autobús o cuando vamos a tomar algo con amigos. Sólo necesitamos estar más presentes cuando realizamos estas acciones, en lugar de estar centrados en lo que haremos después o en nuestro trabajo. Las mismas lecciones que aprendemos al viajar podemos encontrarlas en nuestro día a día, únicamente tenemos que abrir bien los ojos y no dejar nuestra actitud aventurera sólo para cuando viajamos.

Caminar 2 minutos es hacer ejercicio
Está demostrado que mantener un estilo de vida activo puede ayudarnos a quemar más calorías que ir una hora al gimnasio. Nuestro cuerpo no necesita someterse a un ejercicio prolongado para estar saludable, de hecho, caminar 2 minutos, 15 veces al día equivale a caminar 10 minutos, 3 veces al día. A la mayoría nos cuesta sacar 30 minutos para hacer ejercicio, incluso caminar, pero si lo fraccionas en tiempos más cortos seguro que no te supone tanto. Aprovecha una llamada de teléfono, aparca un poco más lejos del destino al que vas, utiliza las escaleras en lugar del
ascensor, etc. Esto hará que tu metabolismo esté activo durante todo el día y ni si quiera habrás sentido que estás haciendo ejercicio. Tú no, pero tu cuerpo sí.

Comer carbohidratos por la noche no engorda
Seguramente habrás escuchado que no debes comer ningún tipo de carbohidratos a partir de las cinco de la tarde, ni si quiera fruta. Pues bien, esta información viene de un estudio realizado por la Universidad de Cambridge que contó con tan solo 44 participantes. Sin duda, es una muestra demasiado pequeña como para concluir algo así y no puede considerarse representativa. Aún así, debemos tener en cuenta que por la noche realizamos menos actividad física, pero los carbohidratos, sobretodo si son en forma de fruta, son necesarios para un correcto funcionamiento de nuestro organismo, incluso por la noche.

Por: Eva de la Sen (@natural_eva)
YTB: natural_eva

 

(Imágenes: skift.com, slrlounge.com)