Hoy os traigo un artículo bastante práctico para esta época de rebajas. Así, cogeremos ideas para comprar prendas que deben ser un must have en nuestro armario.
En varias ocasiones recibo mensajes de seguidoras que desean renovar su vestuario pero no saben muy bien qué prendas elegir para componer un buen fondo armario y así poder crear varios looks pero sin necesidad de comprar en exceso.

¿Cómo deben ser estas prendas?
En mi opinión hay tres claves básicas que nos servirán de guía.
1. Deben ser prendas sencillas, que nos sirvan como base a la hora de vestir.
2. Elegir colores neutros y prendas atemporales.
3. Prendas de buena calidad para no tener que reponerlas con frecuencia.

He aquí mis básicos centrados en la temporada otoño-invierno:

Blazer o americana: Os va a sacar de muchos apuros. La podemos utilizar con faldas, vaqueros, vestidos, etc. Con ella podemos dar a un look un toque más elegante y añadiendo unas deportivas un aura más informal.

Camisa blanca: Un armario sin camisa blanca no es armario. La podemos elegir oversize, slim fit, etc Yo soy más de camisa holgada pues es más ponible, pero va sobre gustos.

Vaqueros: Pero un vaquero básico, básico de verdad. Sin rotos, sin tallajes altos. Los vamos a utilizar a diario.

Bicker negra: es una prenda muy versátil y vamos a darle mucho uso. Aporta al look un rollo rockero que en muchas ocasiones pone el broche perfecto al outfit.

Abrigo: Es importante que elijamos uno con un corte medio, es decir, que no sea ni demasiado corto, ni demasiado largo. Esto influye según la temporada, así que mejor un punto medio. El color depende de nuestras preferencias.

LDB: Un Little black dress, un vestido negro básico. Según lo combinemos, podremos utilizarlo tanto de día como de noche. Según los accesorios crearemos un look u otro. Por ejemplo, con unos salón y un bolso de mano sería ideal para salir de noche.

Trench: La gabardina no es realmente una prenda esencial en un armario pero tiene mucho rollo para poder trabajar la tendencia “layering” o de superposición.

Cazadora denim: Nos salva en cualquier look, sobre todo si es oversize, aunque os aconsejo que si empezáis con esta prenda, lo hagáis en talla normal.

Jersey de punto: Mucho más bonito de tela fluida. En esta prenda os aconsejo invertir pues es una prenda que en varios lavados ya se estropea con facilidad.

Bolso negro: Os recomiendo tamaño mediano, con asa media y otra cinta para poder ponerlo de forma lateral. También merece la pena invertir en ellos.

Zapatillas blancas: Aportan carácter y, por supuesto, comodidad al outfit.

Por: Pilar Andújar (@monsaca_moi )

(Imágenes: pinterest.com)